Comparte en las redes

A veces me llaman algunas clientas y lo primero que me preguntan es si estoy en España! Lo cierto es que paso muchísimo tiempo en mi Taller trabajando pero también es cierto que cuando puedo hacer una escapadita… ¡no me cuesta nada hacer las maletas y salir volando!

Viajar es mi pasión así como los idiomas, y de estos contactos culturales y artísticos sin duda se beneficia mi trabajo, pues de forma inconsciente, hay una rica influencia directa en mis muebles y cuadros

El año 2017 viajé a Valencia, Jávea, Suecia, París, Marrakech y Estambul. Mi estancia en agosto de dos semanas en la High Coast del norte de Suecia fue clave para profundizar en el estilo nórdico anterior a 1940, en particular, el estilo gustaviano, que me maravilló por sus acabados elegantes y luminosos… pasé dos semanas en plena naturaleza y visitando diariamente loppis, rastros y mercadillos de garaje estivales, muy comunes durante el verano en Suecia, y terriblemente fascinantes… Además, nos alojamos en casa de un amigo que ha recuperado una granja del siglo XVIII y pudimos vivir en una casa de campo blanquísima desde el techo hasta el suelo… con su reloj Mora sublime, la chimenea centenaria de cerámica esmaltada, los secretaires del siglo XIX llenos de cajoncitos… todo antiguo y reciclado, pintado una y otra vez…

La influencia e inspiración de mis viajes en mi trabajo - Taller de decoración de muebles antiguos en Madrid Alicia Designart
La profusión de colores y olores en el zoco de Marrakech

De mi corta estancia en Marrakech surgió el color y entré de lleno en mi etapa boho chic: azules intensos, verdes esmeraldas, turquesas, rojos orientales, dorados y plateados turcos, naranjas y mostazas indios… decoraciones adamascadas, florales y vegetales.

El año 2018 empecé en Estambul, Turquía, y terminé en Camboya, Asia. Durante el mismo año viajé a Huelva, Sevilla, Viena, Florencia y Siena en la toscana italiana, Vannes en la Bretaña francesa, La isla canaria de La Palma, Sitges, La Rioja alavesa, Tailandia, Vietnam, Camboya, Valencia y Barcelona.

Consolidando estilos…

De mi estancia en Estambul mi etapa boho se consolidó aún más con la utilización de metalizados Cadence, marca de productos para decoración de origen turca.

Durante mi verano en la Bretaña francesa volví de nuevo a mis raíces, al origen de mi pasión por los muebles antiguos pintados y recuperados: los blancos y los tonos apastelados, con un acabado muy desgastado: de nuevo el amarillo suave como en Holanda, el blanco antiguo, el beige lino…

Mi semana en Florencia fue agotadora pero increíblemente interesante, empapándome de diferentes estilos decorativos y artísticos: desde el Renacimiento del Palazzo Vecchio al barroco suntuoso del Palacio Pitti, la sencillez campestre toscana de Siena, y cómo no, horas dedicadas al Rastro “Il Mercato de l’Antico” florentino y a las salas de la Galeria Uffizi. Descubrí también los increíbles papeles florentinos. El uso del color rojo y el verde agrisado es sin duda influencia italiana, así como los decapados intensos.

La influencia e inspiración de mis viajes en mi trabajo - Taller de decoración de muebles antiguos en Madrid Alicia Designart
Los colores de la Rioja

Todas esas vivencias y experiencias las podéis ver reflejadas en mis muebles y mis cuadros. De un viaje, por corto que sea este, siempre te traes algún recuerdo impactante. En mi caso son a menudo olores, colores, “sensaciones”, y por supuesto, montones de fotos… Cosas cotidianas allí que no lo son tanto para nosotros y que, una vez en el taller, me sirven de inspiración para mis creaciones. Estoy segura de que al mirar mis muebles encontráis unas cuantas influencias…