Nuestros servicios

En el taller de decoración Alicia Designart, cerca de Madrid, ofrecemos una amplia gama de servicios y productos, desde la venta de muebles antiguos decorados en los estilos y tendencias del momento, hasta la restauración de tus propios muebles antiguos, pasando por los materiales y soportes por si quieres probar por ti mismo el mundo fascinante de la decoración. Descubre a continuación todo lo que te proponemos, seguro que hay algo para tí.

 

Venta de muebles vintage decorados a mano

Venta de muebles antiguos y vintage de madera maciza, recuperados y pintados a mano con pinturas ecológicas al agua. Piezas únicas y exclusivas, decoradas una a una como piezas de arte, en estilo Shabby Chic campestre y vintage. Decoramos muebles en varios estilos: nórdico, provenzal, Boho Chic, Etnico colorido, Clásico Chic, pero somos muy eclécticos y nos encanta investigar y probar otros estilos, como el Industrial. Accede a nuestra tienda online y descubre los muebles antiguos decorados que te están esperando…

 

Decoración de muebles por encargo

En el Taller de decoración Alicia Designart Madrid, recuperamos y pintamos tus muebles por encargo: muebles heredados, olvidados en un trastero, un altillo, en la casa del pueblo… Muebles que te han regalado, que has comprado en un Rastro, ¡o que has encontrado en la calle! En nuestro portfolio puedes ver unas cuantas realizaciones por encargo.

Utilizamos variedad de técnicas de decoración y restauración de muebles: decapé y efectos degastados, estarcido con stencils, decoupage, trampantojos, pátinas, transfers, craquelado… nuestra creatividad se nutre de nuestra experiencia técnica para dar un look actual, fresco y luminoso.

 

Antigüedades y Atrezzo

No querrás salir de la “Cueva de los Tesoros”… porque vendemos también antigüedades campestres y vintage como: garrafas de cristal, damajuanas, molinillos de café, patines de hielo traídos de Suecia, moldes de repostería nórdicos, planchas de hierro, cajitas antiguas de latón, ventanas y puertas antiguas recicladas, cajones de fruta de madera, percheros DIY, libros antiguos, cuadros pintados a mano sobre madera o lienzo…. Visita nuestra sección de antigüedades y atrezzo.

 

Pinturas, barnices, ceras, pinceles, rodillos, paletinas: material DIY

Si eres una apasionada como nosotros del DIY, te vendemos todos los materiales que necesites y te explicamos cómo realizar tu proyecto si tienes dudas. Trabajamos con las mejores marcas, como Mary Paint, que declaran cumplir las normas exigidas de protección del medio ambiente.

 

Tiradores, papeles decorativos

En el taller tenemos montones de pinturas, tiradores vintage y de cerámica preciosos, stencils, papeles decorativos de arroz y decoupage… ¡Una mina!, y la puedes ver aquí!

 

Búsqueda de muebles y piezas por encargo

Y si hay algo que querías y no tenemos, lo buscamos por ti: es lo que llamamos “ ir de rastrillos: o sea, a la búsqueda del tesoro”. ¡Es terriblemente duro! ¡Nuestra pasión es nuestro trabajo! Salimos del taller, y cambiamos los pinceles y la lija por el metro, la linterna y la cámara.

 

Servicio de transporte de muebles

Trabajamos desde hace años con un transportista de confianza que recoge tus muebles de tu domicilio al taller ida y vuelta.

 

Atención personalizada y flexibilidad de horarios

Tenemos nuestro taller en nuestra casa, así que nos adaptamos con facilidad a tus horarios. Puedes acercarte a mediodía, al salir del trabajo aunque sea un pelín tarde, o en fin de semana. Sólo avísanos con tiempo para que nos organicemos.

Hablamos juntos de tus proyectos, te asesoramos, decidimos colores, y colaboramos estrechamente durante todo el proceso de recuperación de la pieza para que sea, sin dudas, ¡el mueble de tus sueños!

 

Seriedad en plazos

Somos profesionales y muy auto-exigentes. Cumplimos los plazos que prometemos. En ocasiones, se juntan varios muebles en cola, ya que todos son trabajados artesanalmente. Por eso, a veces hay que esperar unas semanas. Pero cuando tu mueble esté terminado, habrá valido la pena sin duda. No es como un bebé, ¡pero casi!