En este post os quiero contar una historia que define bien hasta qué punto podemos dar una segunda vida a muebles antiguos o dañados, y a la vez participar en hacer más felices a sus dueños…. Es la historia de un incendio y de cómo algunos muebles se salvaron y renacieron, literalmente, de sus cenizas….

Unas semanas atrás hubo una tormenta increíble: llovió como si lanzaran cubos de agua, cayeron truenos y relámpagos y el viento era huracanado. Cuando amainó, nos dimos cuenta de que el viento había hecho caer todo el polen de las encinas dejando los porches amarillos, pero el jardín estaba verdísimo y las flores absolutamente espléndidas después de tanta agua.

Esa explosión de color era justamente lo que necesitaba María, que estaba por aquel entonces pasando por una etapa muy difícil tras el incendio de su casa. De éste, los únicos muebles supervivientes fueron una silla, una mesita y una cómoda.

María tenía muy claro que quería recuperar esos muebles y que las piezas salvadas debían tener una nueva vida con mucha energía y fuerza. Su “restauración” era muy simbólica y necesaria, y la hemos enfocado como un proceso terapéutico sanador contra la destrucción y oscuridad de los estragos del fuego. Al haber sobrevivido al fuego éstas iban a convertirse en las estrellas de la habitación renaciendo, literalmente, de sus cenizas, cuál Ave Fénix.

En nuestras primeras conversaciones sobre el proyecto, María me dio unas ideas clave que me han ayudado mucho a saber cómo enfocar estas piezas que eran para mi todo un reto. Me dijo: “me gustan las flores, las mariposas, las libélulas, el color rojo pasión, el rosa, el morado”, por lo que escogimos tonos rojos, rosas, morados, muy alegres.

El proceso de recuperación y restauración empezó por una profunda limpieza cuyo objetivo primero era quitar el hollín que se había depositado en la superficie de los muebles y además, intentar quitar el olor a quemado. Esto último no lo hemos conseguido del todo, ya que es muy difícil que se vaya completamente el olor a quemado, pero se irá quitando poco a poco, con el tiempo.

Podéis ver en las imágenes y el vídeo parte de los procesos decorativos y sus explicaciones detalladas.

Además de la policromía, la decoración de los muebles es muy rica gracias al uso de “découpage” de diferentes papeles de arroz complementado con stencils o plantillas de estarcido para la realización de dibujos.

El acabado es desgastado y con varias pátinas, además de barniz protector para finalizar. Las diferentes piezas forman ahora un conjunto muy alegre y vivo, que nos hacen olvidar por completo la prueba por la que han pasado…

Ha sido un proceso creativo muy bonito y emotivo, María ha ayudado mucho y hemos colaborado en que las piezas resurgieran como de un mundo “de cuento de hadas”. María necesitaba buenas noticias e ilusión, y creo que lo hemos logrado pues está entusiasmada con sus nuevos muebles.

Pintura Cadence Hybrid: H053 rojo carmín, H025 fucsia, H029 Camelot y H044 mint.
Papeles de arroz: PA389, PA443 y PA217
Otros productos: Servilleta mariposas, stencils HDM60 y HD044 en trasera, acabado con Finger Wax cobre, Distress Paste negra. En el sobre o repisa: Transfer FT006 (es un Transfer textil pero lo he puesto en madera con cuidado), protegido con barniz Aqua Stone.

Algunos de los productos utilizados para esta creación son:

Compartir en las redes