Comparte en las redes

Esta mesita de nogal antigua guardaba un secreto: varias capas previas de pintura: negra, azul y blanca. Había que poner en valor toda esta pintura, pero con sutilidad.

Así que hemos aprovechado toda esta riqueza de pintura y nos hemos servido para la técnica Shabby Chic, realizando un desgastado muy importante para “sacar” parte de los colores previos y que enriquezca el mueble.

La hemos recuperado con 2 capas de pintura efecto tiza Blanco antiguo de Mary Paint, esmalte al agua ecológico decorativo profesional.
Una vez seca la pintura( en verano, en 20 minutos ya está) con lana de acero hemos ido desgastando en profundidad poco a poco las zonas que nos interesaban, de forma que con sutilidad y elegancia aparezca textura y desgastes de capas anteriores, pero que parezca una pátina del tiempo.

Así, cuando empezamos a desgastar va saliendo el negro y el azul. Nos interesa en los bordes, esquinas y molduras.

El interior de los cajones hemos querido darle un protagonismo especial, un detalle que haga que la mesita no sea  otra mesita más blanca decapada corriente, y hemos optado por pintarlos de color roj inglés muy elegante, empapelando con papel decorativo floral con la técnica de decoupage, y realizando estarcidos con una plantilla o stencil.
Además, como los cajones se deslizaban muy bien, hemos decorado los laterales, también con un stencil muy elegante y moderno.
Después, hemos encerado los laterales con cera de ebanistería incolora, y hemos barnizado con un barniz al agua el interior de los cajones.
Y queda así de chic, única y exclusiva!!

Espero que os guste…